Boda Regia en Valencia de Alcántara
 
Historia Programa de Actos Mapa Situación multimedia Informacion Contacto

 

Historia de la instalación y desarrollo de las Jornadas Boda Regia en Valencia de Alcántara

Participantes de las jornadas en el Castillo fortalezaEn el año 2004, el Ayuntamiento de Valencia de Alcántara a través de los convenios entre el Sexpe y las Corporaciones locales realizó la contratación de una serie de técnicos bajo el proyecto denominado “El Curioso Averiguador”. Estos técnicos, entre los que se encontraban historiadores, documentalistas, gestores e informáticos, tenían la misión de dinamizar la cultura y actuar sobre el patrimonio histórico de Valencia de Alcántara.

Las actuaciones realizadas a través de este proyecto fueron la catalogación y ordenación de los fondos de la Biblioteca Municipal, el traslado y ordenación del Archivo Histórico Municipal, la preparación del proyecto para la creación y apertura del Centro de Interpretación de Valencia de Alcántara, además de una serie de iniciativas turísticas como la creación de visitas culturales por nuestro patrimonio histórico y la idea de crear un acontecimiento cultural para la promoción turística de la zona; amparado en la Boda Regia realizada en el año 1497 entre el rey portugués Don Manuel el Afortunado y la hija de los Reyes Católicos, la infanta Isabel.

Durante el año 2005 la Corporación municipal junto a los técnicos de desarrollo y de promoción cultural del Ayuntamiento maduraron la idea del evento y surgió el I Festival Medieval Boda Regia en Valencia de Alcántara celebrado el 5 y 6 de agosto de ese mismo año.

La celebración se preparó en torno a tres niveles de actuación: por una parte se realizó una dramatización del hecho histórico, y bajo un guión realizado por Carlos Bermejo Castro, se recreó la llegada de las comitivas reales a la Villa, la acogida popular, la presentación por parte de las autoridades, y como evento principal, la realización de la Boda Real en los exteriores del Templo de Rocamador, el mismo lugar donde ocurrió la regia celebración hace más de 500 años.

El segundo nivel estaba centrado en el apartado patrimonial, realizando actividades para invitar al conocimiento de monumentos y lugares singulares: visitas turísticas al Barrio Gótico, actividades lúdicas en el Castillo Fortaleza, actividades infantiles en los alrededores del Conventual de Santa Clara, apertura al público de los templos religiosos, etc.

Por último, la Directora del evento Luisa Muñoz Salgado puso especial énfasis en una serie de actividades lúdicas con el fin de crear un ambiente atractivo para la promoción turística: el mercado medieval en la Plaza de la Villa, actuaciones musicales, danzas medievales, representaciones, desfiles, fuegos artificiales, eventos astronómicos, etc.participantes del evento en la Plaza de la Constitución

Una de las premisas que surgieron a la hora de elaborar el evento era la implicación popular en el proyecto, por lo tanto, los técnicos mantuvieron un contacto directo con las asociaciones culturales y lúdicas de la localidad, además de personas que de una manera u otra tuvieran relación con el patrimonio cultural de la Villa. De estos encuentros nos encontramos con una participación ciudadana que superó nuestras expectativas y se pudo contar con cientos de personas ataviadas para la ocasión, de las cuales una parte importante de los trajes se hizo cargo la organización.

Además del éxito participativo, se cumplieron otros objetivos propuestos como, la promoción cultural de la comarca de Valencia de Alcántara, o la afluencia de visitantes al evento, 6.000 personas aproximadamente, según cálculos de las fuerzas del orden.

Las siguientes ediciones de 2006 y 2007 fueron ganando en la realización de nuevas representaciones dramáticas, mayor colorido de las calles y los lugares singulares, nuevas actividades. Entre los años 2008 al 2011 se buscó un nuevo escenario en el Castillo Fortaleza de la Villa, en un espacio donde creamos un mercado artesanal con más de 50 artesanos de variada temática, una zona de diversión y animación ambientada en la época, y por último un lugar para actuaciones dramáticas y musicales, en el que además el público asistente pudo disfrutar cómodamente de todas las actividades, eso sí, manteniendo los escenarios principales que recrean el evento como la Iglesia de Rocamador y el Barrio Gótico… pero aunque hubo un acercamiento de un grupo de personas de Marvão participando en las comitivas reales, y un nutrido grupo de asociaciones y personas de la Cámaras Municipales de Marvão y Castelo de Vide en estas ediciones, hasta esa fecha no hubo una plena colaboración transfronteriza.

Y es a partir del año 2012, con la firma por parte del Ayuntamiento de Valencia de Alcántara y la Cámara Municipal de Marvão del Acuerdo de Colaboración en materia cultural entre las dos entidades, cuando se apuesta por la Boda Regia como objetivo del refuerzo de las relaciones transfronterizas, con la pretensión junto a asociaciones y colectivos culturales de ambos lados de la frontera, de potenciar la riqueza histórica artística encerrada en las dos Villas vecinas, sus calles, plazas, castillos e iglesias, elementos que conformarían los escenarios naturales del Festival, consolidando esta situación en el año 2013 con la ratificación del acuerdo histórico entre las dos villas realizado en el año 1313.

Retos para esta nueva edición

  • Concienciar a la comunidad local acerca de la riqueza y resguardo de su patrimonio.
  • Detectar las potencialidades combinables en cuanto a los recursos naturales, culturales y del ocio a efectos de elaborar un material de base que actuará como herramienta para la implementación de políticas de desarrollo local.
  • Un acercamiento entre todos los agentes implicados en el evento, organismos, administraciones públicas, técnicos, artesanos, figurantes, asociaciones… creando un equipo coordinador que buscará puntos de cohesión aprovechando las oportunidades y optimizando los recursos.
  • La Atracción del colectivo joven de la comarca, como parte importante del Festival Transfronterizo; así como el refuerzo de las relaciones con instituciones y asociaciones de Marvão consiguiendo un evento pleno de carácter transfronterizo.
  • La creación de talleres a lo largo del año, relativos a las acciones previstas en el Festival Medieval: Bailes, elaboración de trajes, Artesanía popular, oficios antiguos, teatro, etc., que afiance, por una parte, el tejido asociativo, y por otra consolidar los avances ya logrados.
  • Seguir con la estrategia de aumentar los lugares históricos donde se realicen las actividades lúdicas, dramatizaciones, conciertos, etc., especialmente potenciando el Barrio Gótico, consiguiendo con el apoyo de los vecinos, realzar esta bella zona de Valencia de Alcántara.
  • Consolidación del diálogo con el empresariado, en especial el turístico y el de artesanía tradicional, para que coparticipe en el evento a través de la muestra de artesanía o la Ruta de la Tapa Medieval, puesto que uno de los fines primordiales ha sido y será en el futuro el desarrollo económico y la ocupabilidad.
  • Reforzar las actividades paralelas dotándolas de calidad, promoviendo el Festival de Teatro Renacentista, el Ciclo de cine histórico, el Festival de Música Renacentista, conferencias históricas; que redunden en la mejora por parte de las administraciones públicas de las instalaciones existentes, caso del Centro Cultural Conventual Santa Clara, las instalaciones del Castillo Fortaleza, el Centro de Interpretación o la Casa de la Cultura.
  • Dotar al evento de una promoción acorde a las circunstancias, en primer lugar a los propios vecinos a través de campañas de concienciación, encuentros de trabajo, y mensajes en los medios de comunicación local, y por último su difusión a nivel regional, nacional e internacional a través de los medios disponibles en organismos de la región como Diputación de Cáceres, Consejería de Cultura y Turismo, campañas de divulgación para conseguir un acercamiento a la población de periodistas y touroperadores, y desde luego la utilización de las nuevas tecnologías a través de un portal web de calidad.
  • La detección de nuevos circuitos turístico-culturales que podrán complementar las ofertas turísticas actuales.
  • Alentar la recuperación de antiguos modos de producción artesanal local.
  • Poner en valor el patrimonio histórico Rayano, como posible germen de beneficio para el turismo cultural y rural.
  • Fomentar el diálogo intercultural y favorecer la diversidad cultural, facilitando el acceso a la información a asociaciones, agrupaciones e investigadores de ambos lados de la "Raya"
Vista General Rocamador y Castillo Fortaleza durante la celebración del evento

organiza